-5.2 C
Ushuaia
InicioTecnologíaCómo fue el increíble “robo tech” de Steve Jobs a Bill Gates...

Cómo fue el increíble “robo tech” de Steve Jobs a Bill Gates que le generó ganancias millonarias

El creador de Apple sacaba al mercado el producto fruto de su talento para innovar y también para copiar.

Si hay un superclásico dentro del mundo tecno, ese es Apple vs Microsoft. O, para ser más precisos, Steve Jobs vs. Bill Gates. Y, como suele decir Charly García, “los genios no piden prestado, roban”. Algo así ocurrió entre Jobs y Gates con la creación del Ipad, que el propio Steve presentó hace 13 años, poco más de un año antes de su muerte.

Y a pesar de que el iPad tiene rasgos estéticos típicos de las creaciones de Steve Jobs, en su biografía oficial se reconoce que este dispositivo que se presentó en 2010, nació de un proyecto que le robó a Bill Gates en el contexto más inesperado: en un cumpleaños.

El día que Steve Jobs presentó el iPad: todo por un ingeniero que habló de más

Bill Gates siempre reconoció el talento de su rival y amigo, más allá de varios cortocircuitos que tuvieron producto de la extrema competitividad. “Era un genio”, describió Gates a Jobs. Incluso, hablando del contrapunto entre las tablets y los iPad, intentó profundizar: “En Microsoft hicimos muchas tablets antes de que Apple las hiciera. Pero Steve hizo encajar las piezas de una forma que tuvo éxito”.

Claro que, si bien el modo de encajar esas piezas fue 100% de Jobs, la inspiración vino por otro lado y fue en el 2005, a casi un lustro de que le mostrara al mundo su nueva creación, el iPad. La historia dice que Jobs y su esposa fueron invitados a un cumpleaños de 50 de un ingeniero de Microsoft que estaba trabajando en el proyecto de la Tablet PC de la empresa de Bill Gates, quien también estuvo invitado a esa fiesta.

Leé también: Apple avanzaría con una idea que Steve Jobs combatía: computadoras con pantalla táctil

Ambos genios compartieron el momento, aunque Gates no la empezó a pasar nada bien cuando vio cómo su ingeniero, el cumpleañero, no dejaba de dar detalles sobre la creación de Microsoft ni de pavonearse del efecto que tendría en el mercado, en especial porque destronaría a las notebooks, afirmaba. Entre los que escuchaban atentamente estaba Steve Jobs, quien ya se había aburrido de oír al hombre ufanarse de su proyecto.

Steve Jobs durante la presentación del primer modelo de iPad, en enero de 2010. (Foto: Reuters/Kimberly White)

Pero, aun así, mentalmente había tomado nota de todo lo dicho, en especial de un detalle clave: el proyecto de Microsoft usaría un stylus (lápiz para tablet). “Lo idearon tan mal… Desde el momento que piensas en seguir usando un stylus, estás muerto”, dijo Jobs en su biografía.

Esto disparó la creatividad y, en especial, la audacia innovadora que tenía Jobs y comenzó a trabajar con su equipo de Apple sobre la idea de Microsoft: una tablet. Pero que no tenga stylus ni mucho menos un teclado. Y ordenó comenzar a desarrollar la tecnología multitouch.

El día que Steve Jobs presentó el iPad: los elogios técnicos de Bill Gates

Tan competidor como admirador, Gates reconoció en Jobs muchos talentos, algunos vinculados a las relaciones humanas y a cómo sacar lo mejor de su gente. Pero hace unos años había hecho una definición muy técnica sobre el creador del iPhone y del iPad: “¿Qué me gustaría tener de él? Su sentido del diseño. Todo lo que hacía tenía que estar dentro de una cierta estética. El hecho de que lograra tanto con la poca experiencia en ingeniería que tenía, muestra que el diseño puede llevarte en una buena dirección. De ahí salieron productos fenomenales. Sabía de marcas en el sentido positivo y, además, tenía un increíble sentido intuitivo para el marketing”.

Leé también: El iPhone cumple años mientras Apple patalea por los cambios obligados en sus próximos teléfonos

Pese a que tuvo el iPadlisto mucho más rápido de lo esperado, aquella creación, hija de la creación de Gates, fue postergada por la salida del iPhone (el primero salió en 2007): Jobs estaba convencido, y el tiempo le dio ampliamente la razón, que los teléfonos móviles tenían mucho más mercado para expandirse.

Pero ya con los celulares de Apple rompiendo todos los moldes del mercado, se metió nuevamente en el proyecto iPad, que finalmente presentó el 27 de enero del 2010, en el Yerba Buena Center de San Francisco. Obviamente, sin stylus y con pantalla multitouch, además de una batería que podía alcanzar hasta 10 horas de duración.

Un año después, el 2 de marzo de 2011, Jobs presentó la segunda generación del iPad, que ya va por su décima generación, lanzada en 2022. Pero aquella de 2011 fue la última vez que lo hizo Jobs. Su enfermedad (cáncer de páncreas) había comenzado su avance final y murió el 5 de octubre, dejando plasmadas en sus productos muchas de sus ideas originales, y también las ideas de otros que él recicló a su estilo y las transformó en éxito. Como el iPad.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS