4.8 C
Ushuaia
InicioSociedad«Me autolesiono porque mis padres me han quitado el móvil»

«Me autolesiono porque mis padres me han quitado el móvil»

Noticias y curiosidades del mundo

María, 13 años. Estudia segundo de la ESO. No tiene antecedentes psicológicos detectados. Sus padres indican que tiene el carácter fuerte, que le cuesta aceptar un ‘no’ por respuesta, que se enfada a menudo. Es la una de la madrugada, está chateando por Whatsapp con sus amigos y su padre la descubre y la castiga a estar una semana sin móvil. María se corta de forma superficial en el antebrazo con un sacapuntas. ¿Por qué? Está muy enfadada porque su padre le castigó, sin previo aviso, a estar una semana sin móvil. Cuando los padres ven las autolesiones se sienten culpables y le devuelven el teléfono.

Esta es una experiencia real que ha tratado Joaquím Puntí, jefe de la sección de psicología clínica infanto-juvenil y Hospital de Día de adolescentes en el Parc Taulí de Sabadell. La explica en el contexto de una amplia conferencia sobre malestar emocional, autolesiones y conducta suicida en la adolescencia.

«Si creen que tienen a hijos adolescentes calmados, hagan una prueba: quítenles el móvil» Joaquím Puntí

Joaquím Puntí

— Jefe de psicología clínica infanto-juvenil del Parc Taulí de Sabadell

Puntí destaca esta situación concreta y añade: «Si creen que sus hijos adolescentes son calmados, hagan una prueba: retírenles el móvil, a ver si lo aceptan bien. A la mayoría de ellos no les gusta que se lo quiten y a veces es claramente un motivo de autolesión».

Los factores que influyen: las redes

Entre los factores de contexto para explicar el aumento del número de autolesiones y conductas suicidas (estas últimas se han estabilizado e incluso podría tender a bajar), Puntí explica cuestiones como que los adolescentes de la actualidad han cambiado la rebeldía de hace 30 años por la tristeza, a eso añade el bombardeo mediático asociando enfermedad mental a malestar emocional -lo cual puede generar incluso un cierto atractivo entre ellos, por el hecho de sentirse mal y divulgarlo- la producción de series justamente que trasmiten estas emociones pesimistas, la falta de resiliencia de los adolescentes de hoy en día.

Y por supuesto, las redes sociales. «Son un factor de desajuste para muchos porque ven una vida que no es la suya: ‘yo no encajo’ en ese mundo’, o porque ven en las redes una manera desadaptativa de enfrentarse al malestar emocional. Es decir, si del porno se aprende y vemos a conductas con conductas sexuales abusivas y violaciones, es posible que el hecho de visualizar conductas suicidas haga que aprendan, desgraciadamente, de ello. El aprendizaje vicario existe».

Las redes sociales son un factor de desajuste, los adolescentes ven una vida que no es la suya y no encajan

Joaquím Puntí

— Jefe de psicología clínica infanto-juvenil del Parc Taulí de Sabadell

Puntí advierte reiteradamente del riesgo de convertir a las conductas como las autolesiones en algo que genera mimetismo entre otros adolescentes, en las redes y entre los amigos en la escuela. Y es que la conducta autoagresiva tiene dos factores. Uno, interno, y otro, externo: a peor salud mental, más likes en Instagram. Difundir los problemas se convierte en algo bueno, antiestigma, popular. «Hay adolescentes que explican su caso en las redes y reciben reforzadores positivos, lo cual es un factor mantenedor de la conducta«, describe el psicólogo.

Por eso, Puntí no tiene dudas: las redes sociales contagian la autolesiones. Un hashtag en una red social con el tema de la autolesión, cuanto más graves sean las conductas que muestra, más comentarios de apoyo recibirá. «Una medida de control es un buen uso de la red social, y tendríamos que plantearnos retirar temporalmente el acceso a la red si no haces, precisamente, un buen uso de ella».

Tratamiento: la necesidad de socializar

«Los adolescentes necesitan socializar, tener válvulas de escape, y yo creo que deben tener menos horas de psicología en la consulta -en los casos en que necesitan este apoyo- y tener más tiempo ocupado en ocio saludable, porque disponer de entornos vinculados es protector del suicidio; porque lo que hace que un adolescente deje de pensar en morirse es que por las tardes tenga un grupo asociativo con el que se siente bien realizando una actividad; entonces ese pensamiento muchas veces no viene», relata este experto. Por eso en Navidad y en verano, psicólogos como Puntí tienen menos trabajo.

Este psicólogo también propone encarecidamente algo, dirigido en especial a los medios de comunicación, que es hablar en positivo de la adolescencia, reforzar las vivencias de superación y de ‘normalidad’, sin forzar historias de heroísmo pero sin bucear constantemente en las problemáticas psicológicas o las enfermedades.

¿Qué hacer cuando tu hijo se autolesiona?

No hablar solo de la autolesión, aunque nos preocupe. Poner el foco en los problemas del menor, por triviales que nos parezcan. No trivializar sus rupturas de pareja. Centrarse en qué puedo hacer yo para ayudar. Ir a lo concreto. Proponer actividades alternativas. Ofrecer recursos. Al cole se va. Así de claro, No se puede perder funcionalidad. Los trastornos y problemas psicológicos desenganchan de lav ida. Hablar con la escuela pero intentar que acabe el curso. Llevar las heridas cubiertas. De lo contrario lo identifican como la personas que se autolesiona y hay un efecto de contagio.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS