4.8 C
Ushuaia
InicioSociedadCaso Cecilia Strzyzowski: así pasan los Sena sus días en la cárcel...

Caso Cecilia Strzyzowski: así pasan los Sena sus días en la cárcel y la carta en la manga para intentar zafar

Noticias y curiosidades del mundo

La camarita de seguridad, blanca y algo descolorida, apunta desde la esquina de una pared al patio delantero de la casa de su dueño. Toma, además, la calle Santa María de Oro al 1400 y un poco del frente de la propiedad de su vecino. Hace un año registró cómo llegaba allí la camioneta desde la que bajaba Cecilia Strzyzowski junto a su pareja, César Sena, para entrar a la casa de sus suegros, Emerenciano Sena y Marcela Acuña, en lo que fue la última imagen suya con vida. Una de las últimas certezas. Desde adelante, empiezan las incógnitas a resolver.

Que la desaparición de Cecilia se volvió la investigación de un femicidio le quedó claro al fiscal Jorge Cáceres Olivera a los pocos días de comenzar a escarbar entre los indicios que quedaban y los que fueron intentando borrarse.

El caso, que tomó un cariz político a partir del músculo piquetero de los Sena y sus nexos con el poder provincial, sigue teniendo en su interior las incógnitas propias de un policial en el que se presupone un crimen. Hay tres sospechosos pero no hay cuerpo.

Parte de esta incógnita deberá ser resuelta en el juicio oral y público que enfrentarán los siete detenidos en algún momento sobre finales de 2024, pero que debe resolver a partir de hoy un paso técnico que esconde un cortocircuito político: qué hicieron Marcela y Emerenciano.

Y es que a partir de esta semana el Juzgado de Garantías Nº 2 de Resistencia, a cargo del juez Héctor Horacio Sandoval, deberá resolver planteos de oposición presentados por la familia de Cecilia, por el gobierno de Chaco (que está presentado como querellante) y de la defensa de los Sena para saber si los padres piqueteros llegan al juicio como coautores o partícipes primarios.

Emerenciano Sena, César Sena y Marcela Acuña.Emerenciano Sena, César Sena y Marcela Acuña.La audiencia iba a empezar este lunes, con la exposición de los argumentos técnicos de las defensas, una antesala de lo que sería el juicio.

Sin embargo, los abogados de César Sena presentaron un recurso a última hora del domingo en el que pidieron reprogramar todo para el viernes con la excusa de «razones de salud».

El juez deberá resolver qué imputación le cabe al matrimonio, una diferencia técnica que esconde un conflicto político y puede ser clave a la hora del juicio. Incluso podría beneficiar a los Sena.

El rol del matrimonio piquetero

El Equipo Fiscal Especial (EFE), que tiene a Cáceres Olivera junto a Nelia Velázquez y Martín Bogado, pidió elevar a juicio la causa el mes pasado, apuntando a César como autor del femicidio y a sus padres como colaboradores primarios.

Según la teoría que tienen del caso, el joven que hoy pisa los 20 años nunca podría haber llevado el crimen si sus padres no le despejaban la casa y le facilitaban el posterior plan de encubrimiento, que habría incluido quemar el cuerpo durante más de 12 horas y borrar el contenido de una decena de teléfonos y chips.

Esta acusación fue un cambio de último momento de los fiscales, quienes desde el año pasado venían apuntando a una ‘coautoría’ de los padres. Es un escenario que tiene una complejidad: demanda que los tres hayan estado en el momento del crimen. En la mañana del crimen, compartieron una ventana de poco más de 40 minutos en la casa. César y su pareja, de 28 años, estuvieron juntos casi tres horas.

La mecánica del crimen, sin cuerpo, es imposible de averiguar. Unos rasguñones en el cuello de César, junto a su expertise en artes marciales y unas particulares búsquedas en Google la noche previa, indican que él podría haberla ahorcado con una toma de judo.

Los arañazos en el cuello de César Sena.Los arañazos en el cuello de César Sena.Pero una vez que se conoció el cambio en la carátula, la madre de Cecilia, Gloria Romero (54) explotó de bronca en un largo video de Instagram en el que infirió un ‘plan de impunidad‘ detrás de la movida. Pidió a su equipo de abogados que se opongan y reclamen la figura de la coautoría. Leandro Zdero, gobernador provincial, también se volcó a la misma red social para pedir que sean juzgados como coautores.

Un detalle no menor: tanto para coautores como partícipes primarios la pena es la misma: 25 años. «El pedido de cambio responde a un tema de ‘cartel’ antes que a un miedo por que pasen menos tiempo en la cárcel. Coautor tiene mucha más fuerza de cara a la sociedad», señala una fuente judicial.

Resistencia recuerda a la joven, a un año del comienzo del caso. Foto Pablo Caprarulo.Resistencia recuerda a la joven, a un año del comienzo del caso. Foto Pablo Caprarulo.Del lado de la defensa de los Sena, argumentan que los fiscales no tiene cómo justificar la participación de ambos en el crimen. Su principal carta son los mensajes de Marcela posteriores al hecho. Ella declaró que le pidió a uno de sus colaboradores, Gustavo Obregón, que se acerque a la casa porque cree que vio «un bulto parecido a un cuerpo» en una habitación de planta baja.

A partir de ese momento comenzó el plan para sacar el cuerpo y llevarlo al campo. En varios mensajes Marcela pide que «no le digan nada a Eme» y que ella lo entretiene. Es una versión que luego sostuvo en un par de las muchas cartas públicas que envió desde la cárcel. Que ella encubrió el crimen y su esposo es inocente.

Tiene una ventaja legal esta vía. Y es que, según el artículo 277 del Código Penal, el encubrimiento no tiene pena de prisión si es para beneficiar a un hijo. Es decir, si logra probar que ella fue encubridora pero no planificó el crimen, saldría en libertad.

César Sena y Cecilia Strzyzowski, cuando se casaron.César Sena y Cecilia Strzyzowski, cuando se casaron.

Así están hoy los Sena: recluidos y aislados

Mientras esperan el juicio, los Sena no dejan de denunciar que su detención responde a una cuestión política. Así lo afirmó Acuña (52) en la última carta que envió desde la cárcel este fin de semana, a propósito del primer aniversario del caso.

Allí culpó a Leandro Zdero y Patricia Bullrich, remarcó que es inocente y se comparó con Jesucristo, el Che Guevara y la Virgen María por la situación que le toca atravesar tanto a ella como a su hijo.

Marcela se encuentra detenida en la Unidad Penitenciaria N° 1 de mujeres, ubicada en las afueras de Resistencia. Según denunciaron sus familiares al medio local Y Qué Noticias, se encuentra en un «deteriorado estado de salud física y psicológica», que incluso hizo que intervenga la guardia médica de la Unidad del Servicio Penitenciario.

Desde el comienzo del caso se quejó por las condiciones de detención que atraviesa, en las que denunció incluso que les dan «pan podrido«. En su última carta, deslizó que los están empujando «al suicidio».

César Sena y Emerenciano Sena se reunieron en la cárcel.César Sena y Emerenciano Sena se reunieron en la cárcel.La lista de visitas que tiene permitida está reducida a apenas un puñado de íntimos. Su hermana Patricia, su hija Paula o Alicia Pelizardi, la referente más importante que le quedó al clan piquetero en el barrio Emerenciano.

Desde el equipo fiscal plantearon un estricto cerco a las visitas para evitar la posibilidad que los tres Sena puedan confabular una misma versión de cara al juicio. Por ese motivo, incluso, prohibieron cualquier contacto con la prensa.

Un cerco que se volvió más cerrado luego de que los Sena deslicen desde la cárcel órdenes para movilizar a sus piqueteros, amenazas a la familia de los fiscales o cartas encriptadas para que Emerenciano haga «show».

César (20) y Emerenciano (59), por su parte, comparten el pabellón de la misma cárcel pero en celdas distintas. Ellos fueron trasladados a la Alcaidía, lo que se llama la Unidad Penitenciaria N° 1 de Resistencia. La orden es que no se crucen. Tienen horarios distintos para ir al patio y están separados por una celda de distancia en el medio.

En algún momento allí estuvo detenido Carlos Barraza, otro líder piquetero cercano a Jorge Capitanich, a quien lo invesitgaban por presunto «manejo irregular de fondos» en sus organizaciones.

Emerenciano denunció en varias ocasiones que padece de diabetes y tiene un cuadro de pólipos sangrantes, motivo por el cual había solicitado la prisión domiciliaria, que fue negada el año pasado.

La casa de la familia Sena, la semana después del caso. Foto Marcelo Carroll.La casa de la familia Sena, la semana después del caso. Foto Marcelo Carroll.A pesar de la prohibición para verse, César y Emerenciano se cruzaron el pasado 26 de abril, en un encuentro privado que mantuvieron con el equipo de abogados que ambos comparten. Según afirmaron en aquella ocasión, fue un error del Servicio Penitenciario que los sacó a ambos al mismo tiempo. Aunque técnicamente tienen abogados distintos, todos responden a la misma estrategia defensiva.

A partir de ese entrecruzamiento, el Servicio Penitenciario ordenó que sean sancionados los guardiacárceles responsables de lograr que se junten.

Los tres Sena habían tenido un encuentro de revinculación a finales del año pasado, que había sido habilitado por la jueza de Garantías número 3, María De las Mercedes Pereyra a partir de un pedido de hábeas corpus presentado por la familia, que luego fue desestimado por la Cámara de Apelaciones Criminal y Correccional. Debían verse cuatro veces, pero solo se vieron una.

La carta de Marcela Acuña, a días de que se cumpla un año del crimen de Cecilia Strzyzowski, por el que está presa.La carta de Marcela Acuña, a días de que se cumpla un año del crimen de Cecilia Strzyzowski, por el que está presa.La carta de Marcela Acuña, a días de que se cumpla un año del crimen de Cecilia Strzyzowski, por el que está presa.La carta de Marcela Acuña, a días de que se cumpla un año del crimen de Cecilia Strzyzowski, por el que está presa.Mientras tanto, descreen que el juez de Garantías haga lugar a un planteo presentado por la defensa para anular la elevación a juicio. Sandoval deberá resolver a partir del viernes si escucha a los fiscales, a las querellas o a la defensa. Todos presentaron recursos.

Su estrategia está puesta en la elevación al juicio oral. Allí confían en poder demostrar a un jurado popular que las pruebas contra Marcela y Emerenciano no son contundentes como para establecer que tuviesen algo que ver en la planificación del caso.

Del lado de César es el punto más complejo. En su única carta al momento, enviada a Clarín este fin de semana, afirmaba ser inocente y acusaba que se hizo «todo mal» y que había «negligencias, errores, faltas» por parte de la Justicia en cuanto a las pruebas que tenía.

Caso Cecilia: la carta con la que César Sena rompe el silencio.Caso Cecilia: la carta con la que César Sena rompe el silencio.El año pasado, la defensa de los Sena había comentado a este medio que la cámara que estaba enfrente de la casa del matrimonio tenía un punto ciego sobre el lado izquierdo. Una puerta a un segundo garage.

Si bien esa cámara toma el momento en que César y uno de los presuntos encubridores sacan en la camioneta un bulto envuelto en una frazada (que según los fiscales sería el cuerpo de Cecilia), el planteo apunta a que no hay un indicio firme de que la chica no se fue por allí.

Es decir, le piden a la camarita de la casa de enfrente que sea la que los salve de la cárcel.

La cámara que apunta a la casa de los Sena. Foto Marcelo CarrollLa cámara que apunta a la casa de los Sena. Foto Marcelo CarrollResistencia. Enviado Especial

EMJ

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS