4.8 C
Ushuaia
InicioSociedadAdiós a las cucarachas: el truco del laurel para que desaparezcan en...

Adiós a las cucarachas: el truco del laurel para que desaparezcan en verano

Noticias y curiosidades del mundo

El verano es la época favorita de mucha gente salvo por un elemento: los insectos y, en concreto, las cucarachas. Estos bichos, que con la llegada del buen tiempo invaden nuestros hogares y generan molestias a toda la famila se pueden combatir con algunos elemenots naturales que tenemos por casa. Entre ellos ni másni menos que el laurel.

Usar laurel para ahuyentar a las cucarachas es un truco ancestral que ha ido cobrando importancia en los últimos años ofreciendo una alternativa libre de químicos, segura y económica para deshacernos de estos bichos.

Utilizadas comunmente en la cocina para realzar el sabor de los alimentos, las hojas de laurel también tienen propiedades repelentes gracias a su aroma, que resulta intolerante para algunos insectos.

Usar laurel para combatir a las cucarachas

Para poner en práctica este truco, en primer lugar, hay que seleccionar el tipo de hoja de laurel que queremos entre frescas o secas, contando con que las hojas frescas siempre tendrán un aroma más intenso. Después hay que colocarlas en las áreas donde detectemos la presencia de cucarachas o donde sospechamos que puedan entrar.

Primero las trituraremos bien y después las meteremos en los rincones donde creamos que pueden aparecer los nidos de las cucarachas o donde su presencia se hace más acusada. De esta forma liberaremos el aremoa rápidamente y podremos colocarlas fácilmente en lugares estratégicos como hendiduras, desagües o grietas.

Por último, tan solo nos quedará renovarlas periódicamente (una vez a la semana, por ejemplo) para que el olor del laurel siga siendo efectivo para ahuyentar a las cucarachas.

Otra forma de utilizar el laurel para hacer desaparecer a las cucharacas es infusionándolo: tan solo tenemos que poner en agua hirviendo un puñado de hojas, llevarlas a hervir durante unos minutos y dejarlas reposar. Una vez tengamos el líquido preparado, lo echaremos al cubo de la fregona y limpiaremos el suelo impregnándolo del olor de esta planta.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS