4.8 C
Ushuaia
InicioPolítica«Eso no se hace»: la dura advertencia de un dirigente del PRO...

«Eso no se hace»: la dura advertencia de un dirigente del PRO contra Patricia Bullrich

Noticias y curiosidades del mundo

-¿Por qué se convirtió en un tema tan importante la elección del presidente de la Asamblea del PRO?

-Por dos aspectos. El primero y principal es porque la Asamblea es la que define la política de alianzas de un partido. En un contexto en el que el Gobierno nacional tiene una minoría parlamentaria, la menor desde la vuelta de la democracia, el PRO le ha dado apoyo institucional y asumió el compromiso de respaldarlo. El otro es porque era el órgano que tenía que expresarse ante la pregunta que se hacían muchos sobre fusionarnos o no con La Libertad Avanza. El 90% votó una renovación, un estilo de liderazgo diferente que mantenga al PRO como un partido independiente que apoyará a este Gobierno.

-Descartada la fusión, ¿no se puede avanzar en una coalición electoral el año que viene?

-Para no debatir semántica, trabajar juntos no me parece inimaginable. Como no me parece tampoco imposible que lo podamos hacer con la UCR o la Coalición Cívica. Si se juntan un grupo de personas que comparten algunos de los asuntos centrales de lo que hay que que hacer en la Argentina y trabajan juntos no me parece mal. En el PRO tenemos un compromiso, casi un mantra de Mauricio Macri: somos el cambio o no somos nada. Discutiremos las minucias, pero siempre vamos a estar acompañando al Presidente. No es un tema de palabras, ya lo hemos demostrado este semestre en el Congreso de la Nación.

-¿En la provincia de Buenos Aires es donde se podría llegar a un acuerdo?

-Por ejemplo, José Luis Espert es una persona que está con Milei y que sabemos cómo trabajar con él. El «Colo» Santilli y Espert ya fueron juntos en 2023, no debería ser una locura que pudieran trabajar juntos de nuevo. Acá el tema es que hace un mes y medio Patricia Bullrich, con Diego Valenzuela y Daniela Reich celebraron un acto institucional en el que dijeron que había que ir a una fusión y que el PRO ya fue. Hay matices en eso, no es todo así y por eso el partido votó otra cosa.

-¿Patricia Bullrich es parte del PRO? ¿O representa a un sector del gobierno libertario de Milei?

-Yo compartí lista con Patricia el año pasado y creo es una muy buena ministra de Seguridad, que se formó con la confianza de Macri en su presidencia. En ese momento, Mauricio le brindó su confianza institucional ante determinadas crisis que hubo que afrontar, cuando había cuestiones sobre las que expresarse que no eran tan nítidas como hoy. El episodio Chocobar es un ejemplo: hoy tenemos una mirada más clara acerca de que un policía tiene que protegerse ante un ataque; antes muchos nos criticaban. Por eso me sorprende cuando la escucho a Patricia, ex presidenta del PRO durante cuatro años y ex candidata a presidenta de la Nación, y a su equipo, decir que somos un partido chiquitito y de perdedores. Eso no se hace.

Martín Yeza y Patricia Bullrich, en campaña. Martín Yeza y Patricia Bullrich, en campaña. -¿Qué piensa de los dichos de Bullrich sobre los seis millones de votos que sacó Juntos por el Cambio? ¿Se los está adjudicando ella misma?

-Cuando estábamos en la interna con Horacio Rodríguez Larreta, Patricia decía que la mera acumulación de dirigentes no constituía una suma aritmética de los votos. Por eso me sorprende que diga que los votos le pertenecen a una sola persona, va en contra de su trayectoria.

-¿Había un acuerdo para que Macri se quedara al frente del PRO y Bullrich asumiera en la Asamblea?

-No dependía de mí eso. Esto es muy concreto. Ellos, antes de la Asamblea, plantearon que si nosotros no estamos con Milei estamos en contra de Milei… A eso les respondemos «pará, no es así». Nosotros defendimos la ley, la hemos militado, ese argumento no lo compartimos, ni yo, ni Mauricio Macri, ni el 90% de los asambleístas del PRO, que dijeron que no estaban de acuerdo con ese rumbo que querían tomar.

-¿Qué balance hace de estos primeros siete meses de gestión de Javier Milei?

-Estamos ante un presidente que tiene una visión clara de lo que quiere hacer, con un partido político nuevo, que está intentando encontrar el equipo para llevar adelante las ideas en las que cree. Porque todos queremos jugar como Pep Guardiola, pero depende de los jugadores que tenés. Veo una apertura de Argentina en el mundo, a gente que ve a Argentina como un país donde se puede invertir. Se anunció que Federico Sturzenegger será el ministro de desregulación del Estado, lo que me parece una cosa buenísima, que propugnamos. Mauricio ya había hecho una secretaría para modernizar el Estado en su momento. Creo que realmente se puede ver muy potenciado ese camino, que se interrumpió con Alberto Fernández cuando se volvió a la papelización del Estado, sobre todo en organismos como la IGJ.

-¿Y sobre el rumbo de la economía, qué opina?

-Milei tiene claro que la madre de todas las batallas de su presidencia es la estabilización de la economía a partir de una inflación de un dígito anual, de equilibrio fiscal y de las consecuencias positivas que eso debería tener, como que se normalicen los precios relativos y se logre que las personas puedan ahorrar y tener una vida próspera. Hubo un sector de la política que fue muy mezquino, que tardo siete meses en votarle Bases, más de la mitad de un año en un mandato que dura cuatro.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS