-5.2 C
Ushuaia
InicioEspectáculosTitanic: 7 datos poco conocidos sobre la película con DiCaprio y Winslet...

Titanic: 7 datos poco conocidos sobre la película con DiCaprio y Winslet que se reestrenó en cines

Corría diciembre de 1997 y se esperaba con gran expectativa el estreno de Titanic, una película con una historia de amor en el contexto de una de las tragedias más recordadas del siglo XX. Lo que nadie imaginó es que aquel film de James Cameron con Leonardo Di Caprio y Kate Winslet se convertiría en un auténtico fenómeno cultural colmado de momentos icónicos que permanecerían en el imaginario popular.

Titanic batió todos los récords de taquilla a nivel global, alzándose con once premios Oscar, incluyendo mejor película, mejor director y mejor canción original para la My Heart Will Go On de Celine Dion.

Leonardo DiCaprio y Kate Winslet

A veinticinco años de su estreno, el filme volvió a los cines remasterizada y en 3D. Del backstage surgen los siguientes datos poco conocidos sobre el rodaje.

1) Hubo dos expertos en la historia del Titanic 

James Cameron supo desde un principio que el proyecto debía estar guiado por una reconstrucción lo más auténtica posible del mítico barco declarado “insumergible”, que zarpó desde Southampton, Inglaterra con destino a la ciudad de Nueva York y llevó a la muerte a más de 1500 personas en las aguas heladas del Atlántico Norte en las primeras horas del 15 de abril de 1912.

Por eso convocó a Don Lynch y Ken Marschall, autores del libro Titanic: una historia ilustrada, una exhaustiva investigación de Lynch sobre la historia del barco, conversando extensamente con sobrevivientes de la tragedia y familiares de las víctimas. Marschall, por su parte, es considerado el dibujante principal del Titanic, autor de retratos sumamente realistas del barco que son aclamados por su precisión y maestría.

Titanic.

Según Los autores, “Jim Cameron había leído nuestro libro. Estaba muy impresionado con la obra de arte de Ken y quería darle vida en la pantalla. Al principio nos reunimos con Jim para discutir el proyecto. Luego nos sentamos con el tratamiento de Jim, repasándolo página por página en busca de precisión física e histórica”.

Durante la etapa de producción, a su vez, la dupla colaboró estrechamente con los equipos creativos para la reconstrucción de cada detalle del barco, su mobiliario y su decoración.

2) Grabaron imágenes en el lugar del naufragio

Para Cameron era indispensable incluir en la película imágenes de los restos reales del Titanic, hallados en dos grandes piezas en 1995. Para eso, llevó a su equipo al lugar de descanso final del barco, aproximadamente a 640 kilómetros de la costa de Newfoundland, Canadá y cinco kilómetros bajo la superficie del océano.

La misión requería de esfuerzos nunca antes vistos en una producción cinematográfica. Alquilaron un barco científico ruso que albergaba dos de los cinco sumergibles tripulados capaces de alcanzar las profundidades requeridas.

El esfuerzo fue titánico, pero rindió sus frutos: “Pudimos regresar con esta rica cosecha de imágenes de películas y videos. Enviamos nuestro vehículo remoto adentro y exploramos los interiores del barco. Literalmente vimos cosas que nadie ha visto desde 1912, cuando el barco se hundió. Hemos integrado estas imágenes en el tejido de la película y esa realidad tiene un impacto profundo en el poder emocional del filme”, dijo el director.

3) Rose está inspirada en Beatrice Wood

El personaje de Rose en el presente es interpretado por la actriz Gloria Stuart, que al momento del rodaje tenía 87 años. Cameron se inspiró en la artista californiana Beatrice Wood y entrevistó a la artista que en ese entonces tenía 102 años. “Al igual que Beatrice, Rose es una mujer que sobrevivió. Ella supo lo que quería a una edad muy temprana. No quería el tipo de vida que su madre tenía en mente para ella”, comenta Stuart.

Leo y Kate, las estrellas de Titanic.

4) Se construyó una réplica del barco

Las secuencias de 1912 se grabaron en el estado mexicano de Baja California, donde se construyó el set de filmación exterior del barco. El tamaño casi completo era de 236 metros de largo y contaba con un tanque de agua de mar de casi tres hectáreas con 17 millones de galones de agua.

“Ningún sitio existente en el mundo podría contener la escala de nuestra producción y las instalaciones auxiliares que se requirieron para filmar las escenas que imaginó Jim Cameron”, dice Landau. “Para respaldar el alcance de la película y poder facilitar la producción tanto interior como exterior, fue más eficiente construirlo todo a la medida en un solo lugar”, cuenta el productor.

Titanic.

El estudio también incluía oficinas de producción, almacenamiento de escenarios y accesorios, un edificio eléctrico, talleres de soldadura y fabricación, camerinos y numerosas estructuras auxiliares de apoyo.

5) El retrato de Rose fue hecho por Cameron

Uno de los elementos de la película más recordados por los fans es el retrato que hace Jack de Rose, completado el día del naufragio y recuperado tiempo después entre las piezas halladas. ¿El detalle? El dibujo fue hecho por el mismísimo James Cameron. “Como el departamento de arte no pudo encontrar un artista que pudiera completar el boceto tal como lo imaginé, decidí dibujarlo yo mismo a partir de fotografías de Kate”, cuenta el realizador.

6) El elenco aprendió etiqueta y modelas

Además de contar con un vestuario de época y recibir coaching vocal para lograr los distintos acentos de los diversos personajes, el elenco trabajó con un equipo de expertos en protocolo y costumbres de la época para adoptar las maneras de hacer de las distintas clases sociales de principios del siglo XX, y desprenderse de los comportamientos contemporáneos.

Titanic

La producción reclutó a la coreógrafa y entrenadora de etiqueta Lynne Hockney para asegurarse de que los actores representaran los modales y costumbres con un alto grado de precisión. “El período eduardiano produjo cientos de manuales de etiqueta. Especialmente para la clase alta, fue un momento sofocante. Desde su ropa hasta su lenguaje corporal y su conversación, había reglas estrictas a seguir”, cuenta Hockney.

A su vez, el historiador naval Kit Bonner supervisó el protocolo a bordo para los oficiales y la tripulación.

7) Se vistió y peinó a 1000 extras

Junto al elenco principal, participaron del rodaje cerca de mil extras. El número representó un gran desafío para el equipo de vestuario, maquillaje y peinado, que debió crear looks históricamente rigurosos para cada uno de ellos. Las tres áreas trabajaron juntas en un edificio del tamaño de un campo de fútbol.

“Esta fue una era de gran formalidad. La gente rica cambiaba su guardarropa cuatro o cinco veces al día. Sus ropas eran tan elaboradas que las sirvientas y personal de acompañamiento eran absolutamente necesarios”, cuenta la diseñadora de vestuario Deborah L. Scott, quien dedicó meses a una extensa investigación sobre este período en el que el vestuario. Luego dirigió un equipo de costureras para restaurar miles de prendas de vestuario, desde batas y trajes hasta uniformes y sombrerería.

La recreación del Titanic, con mil extras.

Por su parte, la maquilladora principal del film Tina Earnshaw enfrentó el reto de crear en los rostros de los actores y las actrices el efecto del frío extremo para las escenas del hundimiento del barco. Su investigación la llevó a consultar con hospitales y médicos sobre los efectos de la hipotermia, aprendiendo que las lágrimas se congelan y el cabello mojado se rompe como resultado del intenso frío.

Por último, al frente del equipo de peinados, el artista Simon Thompson adquirió 450 pelucas y cientos de piezas de cabello postizo para el film.

MFB

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS