-4.2 C
Ushuaia
InicioEspectáculosEl día que Paul McCartney le tiró basura a los periodistas que...

El día que Paul McCartney le tiró basura a los periodistas que investigaban si había muerto

“Paul is dead” (“Paul está muerto”) decía el rumor. Y en busca de confirmarlo, algunos periodistas la pasaron mal.

La revista Life eligió al fotógrafo Terence Spencer (que había fotografiado periódicamente a los Beatles a partir de 1963) y a Dorothy Bacon para “rastrear” a Paul McCartney y obtener una respuesta al rumor que se extendió por todo el mundo: que Paul había muerto en un accidente automovilístico en 1966, y que los Beatles ocultaron la noticia de su muerte.

Dos periodistas estaban encomendados a entrometerse en la leyenda conocida como “Paul is Dead”, que todavía vive en Internet hoy.

Bacon había intentado llamar a Paul desde Londres, pero no respondió. Y claro, estaba muerto. No obstante ello, condujo hasta Escocia con Spencer. ¿Destino? High Park, la granja de Paul “difícil de encontrar, más difícil de alcanzar”, un lugar ubicado en la campiña escocesa.

La tapa de “Abbey Road”, clave en toda esta historia.

La pareja llegó el 1 de noviembre de 1969. Sin embargo, su primer intento de entrar a High Park fue inútil.

La pareja -según el sitio CheatSheet.com- tuvo que cruzar la granja vecina de Low Park para llegar a High Park. Eso resultó ser más complicado de lo que imaginaban porque el propietario, Ian McDougall, había accedido a evitar que los fanáticos y los reporteros llegaran a la propiedad de Paul.

Atravesar pantanos…

“Estacionamos nuestro coche alquilado en la pequeña ruta y empezamos a caminar”, escribió Spencer. “Caminamos por las colinas, atravesamos pantanos y vadeamos arroyos de corriente rápida, hasta llegar a la granja solitaria mientras Paul, sin afeitar, salía por la puerta principal con un tacho de basura. Miró sorprendido en nuestra dirección y la cara de ángel se distorsionó en pliegues de ira mientras nos lanzaba insultos”.

La publicación del diario de Michigan que anunció su muerte.

Paul is dead (Paul está muerto) es una creencia conspirativa que asegura que Paul McCartney supuestamente habría muerto en un accidente automovilístico el 9 de noviembre de 1966, y que habría sido reemplazado por un bajista canadiense llamado William Campbell, ​quien habría ganado un concurso de imitación del grupo británico.​

El objetivo de no comunicar la muerte de McCartney habría venido desde las “altas esferas” políticas británicas, y la explicación estaría en el miedo por los posibles suicidios masivos de fanáticas y el impacto cultural trágico que causaría el deceso del beatle.

Los argumentos de la muerte de McCartney se basan en supuestos indicios hallados en grabaciones de The Beatles a partir del año 1967, algunas de las cuales fueron interpretadas como si hubiesen sido deliberadamente colocadas por ellos mismos o por otros. Algo así como una suerte de acertijo o rompecabezas para ser resuelto por el público.

Tras los ratros

De aquí en más aparecen los famosos temas que, al ser escuchados en sentido contrario, tendrían mensajes ocultos. Por esta razón, no son pocos los que analizaron las tapas y contratapas de los discos a partir de 1967, los cuales esconderían ciertos “mensajes” que darían pie a intuir que, en efecto, Paul estaría muerto.

El rumor generó hasta cómics.

“Había preconfigurado mi cámara y, cuando él se volvió para entrar a la casa, tomé una foto rápida, sabiendo que sería la última. Escuchó el clic, se dio la vuelta, se acercó corriendo y me arrojó el tacho de basura. Tomé otra foto en el aire o más bien lo intenté, ya que en ese momento él me amenazó con los puños… bah, fui golpeado por primera vez en veinte años de cubrir problemas en todo el mundo un Beatle”, narró Spencer

Paul recorre en familia su Liverpool natal. Foto: Linda McCartney

¿Cuál era la estrategia? McCartney, el más experto del grupo en temas de marketing, sabía que en el instante en que tirara basura, restos de verduras (veganismo), agua sucia y otras porquerías, lo pondrían en el centro de la escena. Además, Paul conocía a uno de los intrusos.

Sin embargo, a Paul no le importaba la razón por la que los reporteros estuvieran allí. Solo le importaba que hubieran “violado su privacidad”, algo que por alguna razón indeterminada es lo que anhelaba en ese momento.

Pero al final, ¿Paul is dead o no?

Nueve días antes de que los periodistas se infiltraran en el refugio de Paul, el ex Beatle concedió una entrevista a Chris Drake de la BBC para probar su existencia.

Sin embargo, los dos periodistas querían pruebas por sí mismos. Llegar y traspasar su propiedad enfureció a Paul más que la razón por la que se entrometían. Paul le dijo a Drake que él “estaba entrando en un período en el que quería privacidad”.

“Siempre solía dar una especie de entrevista por semana para mantener mi nombre en los titulares”, explicó Paul. “Quería ser el centro de atención. Pero ahora estoy pasando por una fase en la que no quiero ser el centro de atención”.

Momentos antes de que los Beatles hicieran la tapa de “Abbey Roead” justo en la puerta del célebre estudio. Foto: Linda McCartney

Escocia significaba, en otras palabras, “paz y tranquilidad, tiempo para pensar”. Paul había volado a Escocia el 22 de octubre con su esposa Linda Eastman McCartney, su hija de dos meses, Mary, y Heather, la hija de Linda de su primer matrimonio.

Por esos días, Paul estaba lidiando con la separación de The Beatles, de la que nadie sabía nada todavía. Le estaban sucediendo muchas cosas complicadas, y no le importaba un pepino el “Paul is Dead”. Todo lo que quería era escapar. Fue a Escocia para sanar las heridas piscológicas que dejaron esas batallas internas.

Darse a la bebida

Durante una entrevista de 2016 con Mastertapes para Radio 4 (según The Guardian), Paul reveló que bebía mucho y que a menudo contemplaba dejar la música después de que The Beatles se separaron .

“Los Simpsons” también se hicieron eco de las desventuras de Paul.

Estaba deprimido”, dijo Paul. “Estaba rompiendo con mis amigos de toda la vida”. 

Entonces fue cuando los periodistas se entrometieron en un momento difícil de la vida de Paul. 

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS