-0.2 C
Ushuaia
InicioDeportesNacida para pelear: Valentina Shevchenko, la campeona de UFC que le quebró...

Nacida para pelear: Valentina Shevchenko, la campeona de UFC que le quebró dos costillas a Halle Berry

Para la peleadora de MMA y campeona mosca de UFC, Valentina Shevchenko (34), las artes marciales no son una disciplina más. Son su estilo de vida: las practica desde que tiene cinco años.

De hecho, lo hace al lado de su hermana, Antonina, y bajo la influencia de su madre, quien era taekowondista y presidente de la federación de muy thai de Kirguistán. Nacida en ese país, Valentina forjó una carrera al lado de su entrenador, Pavel Fedotov. Todo esto basta para justificar el título de la presente: nació para pelear… Literalmente. Pero hay más.

El próximo sábado en la velada de UFC 285 defenderá su cinturón de la empresa frente a la mexicana Alexa Grasso.

Con un récord de 23-3, además es multicampeona mundial de muay thai, K1 y kickboxing y otros campeonatos de MMA en Corea. En su paso en UFC solamente perdió dos veces frente a Amanda Nunes, derrotas por decisión unánime y dividida en la revancha, fallo que muchos encontraron polémico.

Valentina Shevchenko fue elegida la mejor peleadora de MMA del 2022.

En su carrera no dejó de apretar el acelerador. Con solo 12 años, venció por nocaut a una contrincante de 22, lo que inspiró a su profesor para apodarla como “Bullet” (bala), por ser rápida y letal. Recientemente fue elegida como la mejor peleadora femenina del 2022 por los premios The World MMA Awards.

Pero ganó aún más fama internacional cuando actuó en la película “Herida” (Bruised, en inglés) junto a Halle Berry, donde interpretó a la antagonista del filme. Las escenas de pelea con ella fueron duras para la actriz norteamericana, quien terminó con dos costillas rotas por una patada.

“Estaba peleando contra una auténtica campeona del peso mosca de la UFC. Tuvo que lanzar algunas patadas reales y tuve que recibirlas… Y eso realmente me rompió algunos huesos“, confesó Berry en una aparición en el show de Jimmy Fallon. De hecho, las grabaciones fueron detenidas varias veces debido a sus lesiones.

Valentina Shevchenko junto a Halle Berry, en una escena de “Bruised”. Foto archivo.

Valentina vivió en Perú ocho años desde el 2009, desde donde viajó por toda Latinoamérica y quedó fascinada de las costumbres y la forma de ser de los latinos. Se nacionalizó peruana y compitió por ese país durante mucho tiempo en distintas disciplinas.

En exclusiva con Clarín antes de defender por octava vez su título en una cartelera histórica, Valentina se mostró amable, sonriente y contenta por la posibilidad de atender a la prensa. La humildad de una grande que sigue entusiasmada por lanzar golpes, como cuando tenía cinco años.

La importancia del “equilibrio”

– ¿Imaginabas una carrera así?

– No soy una persona de imaginar una carrera o lo que se viene… Estoy tomando lo que es el paso por paso. Meta número uno, ser campeona. Después, cada vez defender el título. Entonces, cuantas más defensas, mejor.

– ¿De qué debes que cuidarte de tu rival?

– Es MMA, acá vos te tenés que cuidar de todo. Pero, al mismo tiempo, utilizar todas las armas que tenés para ganar la pelea. De la mejor manera, lo más fácil y lo más pronto que se pueda.

Valentina Shevchenko habló por Zoom con Clarín.

– Vos ya sos una de las mejores atletas del mundo. ¿No te es difícil encontrar una motivación día a día cuando llegaste tan alto?

– No. No estoy de acuerdo que es difícil mantener la motivación todos los días, ese fuego dentro de tí. No es nada difícil cuando amas lo que hacés. Las artes marciales son mi camino, mi estilo de vida que hace 30 años que hago. Siempre es una motivación, me encanta.

– ¿Y no te cansas de nada? Me refiero a los entrenamientos, el corte de peso, etc.

– Se trata de un equilibrio, el balance que una persona puede tener en su vida. Hay tiempo de entrenar, dos o tres meses, está el tiempo de la pelea, que es cuando te esforzás al máximo y ponés toda tu fuerza ahí adelante. Pero después, cuando una pelea se acaba… ¿Qué vas a hacer? Hay muchas cosas para hacer. Me encantaría viajar, conocer nuevos países, nuevas tradiciones, culturas, la gente.

Me encanta ir a disparar, practicar tiro. Me encanta hacer el deporte de tiro defensivo (IDPA – International Defensive Pistol Association). Es un excelente deporte donde también tenés que estar en buena condición física, pero también trabajás mucho con las emociones, para calmarte. El arma te enseña a respetar todo lo que hacés, no solamente al arma, sino en general. Un respeto por todo.

También me gusta pasar tiempo en el bote, navegar y vivir ahí. Puedo por dos meses en el mar y pasear entre islas… Eso también me hace feliz y, al mismo tiempo, me enseña muchas cosas. Tenés que saber sobre el viento, sobre las corrientes del mar, cómo entrar y salir de la marina… Esas cosas son las que agregás en tu forma de ser.

Se trata de un equilibrio, un balance. Si una persona puede encontrarlo en la vida, entonces nada es aburrido ni te cansa, porque sentís ese cambio de uno sobre el otro, como una danza.

– También practicabas danza: ¿Te ayudó como artista marcial?

– Sí, también. No puedo decir que me ayudó mucho en las artes marciales, porque son distintas (se ríe). Pero ayudó también a encontrar este balance. Bailar es bueno… Tenés que tener un buen manejo de tu cuerpo.

– ¿Cómo analizás el momento de las MMA y de UFC?

– Las MMA ahora son el deporte número uno, y UFC es la organización más grande y más fuerte de todo el mundo. Entonces, eso dice todo. En el mundo moderno, ser el deporte número uno de contacto… No hay que decir más.

– No hay casualidades lo que sos, ya que entrenás duro desde los cinco años. ¿Creés que tenés un talento natural o es  por el trabajo?

– Creo que es una combinación. Ninguna persona con talento no puede llegar lejos sin disciplina y trabajo. Al inicio se puede ver como que todo es fácil, todo sale bien. Pero si quieres llegar hasta el top, tenés que poner mucha disciplina y trabajo. Igualmente, una persona que tiene menos talento, con disciplina y trabajo puede llegar lejos también.

– ¿Es muy distinta Latinoamérica a Kirguistán?

– Sí, es bastante diferente, claro. Latinoamérica tiene un estilo de vida, las personas… En Asia es completamente diferente con sus tradiciones. Pero esa es la magia. Podés ver distintas culturas y tomar de cada una lo que te parece mejor. Me encantó el tiempo que nosotros estuvimos en Latinoamérica. Estuvimos viviendo en Perú, pero viajando por todo. Varias veces en Argentina, donde en Córdoba tenemos buenos amigos que son peleadores también. Estuvimos en Buenos Aires, por supuesto. En Paraguay, Uruguay, Brasil, Colombia, Ecuador… competimos en todos estos países. Es excelente, a mi me gusta mucho conocer distintos países y culturas.

– Ya que nombraste a Córdoba, creo que conocés a Martín “Escopeta” Gil, que estuvo en Tiger Muay Thai en Tailandia.

– Sí, Martín entrenó con mi entrenador, y viajó cuando nosotros vivíamos en la Amazonía. Tuvimos un campamento y nuestro Pavel (su entrenador) lo llamó y le dijo que venga a entrenar con nosotros. Entrenó por unos meses y se volvió un excelente peleador. Después viajó a Chile y ganó un campeonato del mundo con un KO en el primer round. Cuando fue a Tailandia hizo una excelente carrera de muay thai, teniendo muchos nocauts con su técnica favorita: codo giratorio.

– ¿Cómo fue la experiencia de filmar la película? ¿Quisieras seguir actuando?

– Me encantaría seguir con filmaciones. Me gustó mucho la experiencia. Halle es una excelente persona, nos hicimos amigas. Antes y después de las peleas me felicita y siempre estamos en contacto. Me encantaría hacer más películas. Es, de verdad, algo que quiero hacer en el futuro.

Cartelera especial con un debut argentino

Jon Bones Jones en una foto de archivo. (Foto: Instagram)

UFC 285 trae una esperadísima vuelta con una gran novedad. Después de más de tres años alejado del octágono más famoso de las MMA por problemas personales y diversas sanciones, el dominante ex campeón de peso semicompleto, Jon Jones, retorna a pelear por un título.

Y lo hará en una categoría superior frente al francés Ciryl Gane, por el cinturón de peso completo que dejó vacante Francis Ngannou, quien se alejó de la compañía luego de fallidas negociaciones por el dinero de la bolsa de una posible pelea frente al propio Jon Jones, que finalmente nunca ocurrió.

“Bones” no pelea desde febrero de 2020, cuando le ganó con lo justo a Dominick Reyes por decisión unánime, que resultó una de las más controvertidas de los últimos años. Fue el campeón más joven de UFC y defendió múltiples veces su cinturón, siempre con éxito.

Además, la primera pelea de la noche será el debut del argentino Esteban Ribovics, quien entró a UFC luego de brillar en el reality Dana White’s Contender Series y propinar un nocaut en tan solo 90 segundos.

El “Gringo” tendrá un difícil debut en una velada, frente al nacido en Tayikistán Loik Radzhabov.

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS