-5.2 C
Ushuaia
InicioDeportesLos atletas ucranianos, durísimos con el COI por Rusia: "Sigue en el...

Los atletas ucranianos, durísimos con el COI por Rusia: “Sigue en el lado equivocado de la historia”

En una carta abierta, denunciaron que la entidad olímpica recompensa la agresión de Putin. La relación está en el peor momento, con París 2024 en la mira.

09/02/2023 21:52

  • Clarín.com
  • Deportes

Actualizado al 09/02/2023 21:52

Así como los muertos y los bombardeos en suelo ucraniano no dejan de crecer ante la invasión llevada a cabo por Rusia hace casi un año, la escalada política-diplomática-bélica llegó a la confrontación más grande entre el Comité Olímpico de Ucrania y los atletas de su país contra el Comité Olímpico Internacional y la figura de su presidente, el alemán Thomas Bach. La base es la intención del COI de permitir que rusos y bielorrusos compitan en París 2024 como “neutrales”, sin bandera ni himno.

“El COI está recompensando la agresión de Putin mientras se ignoran la muerte y la destrucción de sus víctimas. El COI debe elegir un bando en esta guerra”, escribieron deportistas ucranianos en una carta abierta publicada ayer en Global Athlete.

Para peor, el Comité Olímpico de Ucrania sacó a la luz un correo electrónico de Bach del 31 de enero, en el que decía que el pedido de ese comité “no goza del apoyo o de la solidaridad de la gran mayoría de las partes que conforman el movimiento olímpico y que los boicots no alcanzaron sus objetivos políticos y sólo sirvieron para castigar a los deportistas”.

La difusión de estas palabras de Bach se produjo en la víspera de la conferencia que este viernes reunirá en Londres y de manera virtual a los ministros de Deportes de entre 30 y 40 países en relación a la actitud a tomar si rusos y bielorrusos van a París. Polonia, República Checa, Lituania, Letonia y Estonia avisaron que boicotearán los Juegos si van rusos y bielorrusos. Así nomás.

En la mira. Los ucranianos le apuntan al presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach. Foto EFE

“La guerra de agresión de Rusia ha costado cientos de miles de vidas, ha destruido infraestructuras, ha amenazado la estabilidad del suministro mundial de alimentos y ha supuesto un riesgo de catástrofe nuclear. Al dar la bienvenida de nuevo a los atletas rusos a los Juegos Olímpicos, el COI está recompensando las acciones de Rusia. Al amenazar con castigar al CON de Ucrania por negarse a competir contra Rusia en los Juegos Olímpicos, el COI está negando el derecho de Ucrania a la soberanía”, escribieron los atletas ucranianos.

“¿Qué solidaridad ofrece el COI? La solidaridad es la unidad con un interés común: a los ucranianos no les interesa ver a criminales de guerra asistir a los Juegos bajo la máscara de una bandera neutral”, agregaron.

Y sus argumentos se explayan de manera formidable en esa carta abierta como nunca antes. Sobre todo para terminar de una vez por todas con la frase hecha de que no hay que mezclar la política con el deporte.

“Unir al mundo mediante la competición pacífica es una visión utópica que niega el papel del deporte en la geopolítica y hace caso omiso del modo en que el deporte se utiliza habitualmente como herramienta de los Estados autoritarios. El Estado ruso ha sido un excelente ejemplo, utilizando sus Juegos Olímpicos en casa en 2014 y un programa de dopaje patrocinado por el Estado para crear buena voluntad en el país y en el extranjero antes de anexionarse Crimea -detallan los deportistas-. En 2022 hizo lo mismo, utilizando los Juegos (de Invierno) de Beijing para reforzar su vínculo con China antes de invadir Ucrania. Rusia ha ascendido a atletas a puestos destacados en las Fuerzas Armadas y ha promocionado los éxitos deportivos como signos de la superioridad rusa. Estas acciones han sido posibles porque Rusia ha manipulado y controlado los órganos rectores del deporte en su beneficio”.

Otros tiempos. Volodymyr Zelenskiy y Thomas BAch, en julio de 2022. Reuters

Desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, a finales de febrero de 2022, los deportistas rusos y bielorrusos fueron excluidos de la mayoría de los eventos mundiales. Pero el COI encendió la mecha a finales de enero, al proponer una hoja de ruta para organizar el regreso de esos deportistas bajo bandera neutral, a condición de que “no hayan apoyado activamente la guerra en Ucrania”. Esa posición es inadmisible para Kiev.

“¿Cuántos atletas de esos países son militares? ¿Cuántos están subvencionados por el Estado? ¿Cómo determinará el COI qué atletas apoyan la guerra? Para Rusia y Bielorrusia, no hay distinción entre el atleta y el Estado. Podemos quitarles sus banderas, himnos y demás identificaciones, pero nada puede cambiar su identidad como representantes de sus gobiernos”, escribieron los deportistas ucranianos.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, de visita a Kiev, se pronunció contra la participación de los deportistas rusos “mientras Rusia siga haciendo la guerra a Ucrania”. Y el gobierno francés pretende que el COI se pronuncie antes del fin del verano boreal sobre el tema.

El COI sigue en el lado equivocado de la historia y su carta es una prueba más del poder que Rusia tiene sobre la organización y el movimiento olímpico. Los sponsors, las ciudades anfitrionas y los gobiernos nacionales deben dejar de tolerar que el COI se doblegue ante Rusia. Ya es hora de que el COI rinda cuentas”, finalizaron los atletas de Ucrania.

El deporte, como siempre, es escenario de dilemas existenciales y políticos. Así lo marca la historia.

HS

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS