7.8 C
Ushuaia
InicioDeportesFernando Puma Martínez fue un torbellino y le ganó por puntos a...

Fernando Puma Martínez fue un torbellino y le ganó por puntos a Kazuto Ioka en una pelea dramática para otra proeza del boxeo argentino en Japón

Noticias y curiosidades del mundo

El 7 de julio es una jornada especial en Japón, donde se celebra el Festival de Tanabata que honra la leyenda de Hikoboshi y Orihime, dos dioses enamorados separados por la Vía Láctea que sólo podían verse una vez al año. Ahora también es un día inolvidable para Fernando Puma Martínez, que mostró toda su categoría en Tokio y venció por puntos en fallo unánime al local Kazuto Ioka, un rival con enormes antecedentes, para seguir siendo el único campeón del mundo de boxeo nacido en Argentina, aunque ahora con dos cinturones. Es que al título de la división supermosca de la Federación Internacional de Boxeo que ya poseía le sumó el de la Asociación Mundial de Boxeo que estaba en poder del asiático.

Nacido y criado en el barrio de La Boca y con el pelo teñido de azul y oro, Martínez había llegado al combate que se celebró en el Ryogoku Kokugikan, un recinto utilizado mayormente para certámenes de sumo y que puede albergar a 11.000 espectadores, con una foja que indicaba 16 triunfos en sus 16 peleas profesionales (9 antes del límite). Ahora, con otra victoria sobre el lomo, una gran victoria, el pupilo de Rodrigo Calabrese va por más.

«Estoy muy feliz. Es para mi viejo que me vino a visitar desde el cielo. Es para todos los Martínez, los quiero un montón. gracias a Japón por la gente que me brindó su humildad, me trajo muchos regalos. espero volver a venir. Aguante Boca carajo. Somos campeones», soltó un emocionado Martínez, a quien las tarjetas le dieron un contundente y amplio triunfo 116-112, 117-111 y 120-108.

«La verdad, un campeón de campeones. Se notó el nivel y la experiencia de Ioka. Tiré con todo mi poder, con todo lo que pude y se mantuvo parado. Dimos una batalla que era lo que quería la gente, porque la gente quiere ver guerra», elogió a su rival el argentino, que emuló y recordó a Pascual Pérez, Horacio Acavallo y Nicolino Locche, leyendas inoxidables del boxeo argentino que al igual que el Puma alcanzaron la gloria en el tierra del Sol Naciente.

Lo del Puma Martínez fue espectacular por donde se lo mire. Por el plan de pelea, ya que se mostró muy bien preparado -desde lo físico y desde lo estratégico- y salió a llevarse por delante a su adversario desde el primer round. Y, sobre todo, porque Ioka, de 35 años, era un gran campeón. No en vano es el primer púgil japonés en ganar títulos ecuménicos en cuatro divisiones (antes reinó en las categorías mínimo, minimosca y mosca). La de este domingo era su 26ª pelea por una corona mundial. La de este domingo fue la tercera derrota de su laureada carrera. Round por round, los mejores momentos de Martínez vs Ioka

MAS NOTICIAS
NOTICIAS RELACIONADAS